Después de más de cuatro años en el país mucha gente me sigue preguntando por qué fue India el país elegido. A veces creo que es el país el que te elige a ti y no al revés.

La mejor frase que he escuchado (y la verdad no sé a quién) es que todo lo que voy a contar de India es verdad y a la vez puede ser mentira, es el país de contrastes, de extremos, de sensaciones contradictorias, de olores y de sentidos.

Todavía me queda mucho mundo por recorrer, pero de lo que he visto India supone el choque cultural más fuerte y el contraste que más me ha marcado. De ahí que tenga tanto atractivo para la gente y esa frase que tantas veces hemos escuchado “ India; o la amas o la odias “  . No sabría enumerar una sola cosa que haya hecho quedarme en India, vine hace más de 7 años como turista y la verdad siempre tuve las ganas de volver, pero  unas veces elecciones propias y otras por causas ajenas no pudo ser hasta hace 4 años. Han sido numerosas elecciones personales de vida y finalmente fue el proyecto profesional de in2Light junto con mi admiración por el país lo que decantó la balanza para que siga hoy aquí.

Lo que más me llama la atención es que con el paso del tiempo lo que he aprendido es que hay muchas maneras de vivir, de aprender, que muchas cosas son mejorables y que dentro del caos y del desorden que la palabra India implica, las cosas funcionan , a su manera pero funcionan.

En un país donde la superpoblación es el hecho más significativo y que a los extranjeros al principio es lo que más nos llama la atención, la cantidad de gente que hay en todos los sitios y a todas las horas, el tráfico, el bullicio, los pitidos, donde el rico es el más rico y el pobre es el más pobre, es un país seguro y en la mayor parte pacífico, conviven musulmanes, hinduistas, cristianos, sijistas y budistas y todos con respeto.

Así que si me preguntas que por qué India, te diría que el factor sorpresa es lo mejor, todos los días pasa algo nuevo, los días buenos son muy buenos,  el viajar es muy atractivo y es un país tan grande que te puedes perder en montañas como Ladakh o Darjeeling o en sus playas de Goa y Kerala, al mismo tiempo que puedes descubrir la parte de los marajás en Rajastán o ciudades como Delhi, Calcuta y Varanasi.

De toda nuestra experiencia lo que mejor podemos ofrecer es el tiempo que hemos invertido en aprender a sobrellevar mejor los obstáculos que puedes encontrar en el día a día en un país tan diferente como éste.

Por todo lo anteriormente descrito, os animamos a descubrir India, con nosotros viviréis una experiencia única en el país, porque no se trata de cambiar nada, se trata de aprender a mirar con otros ojos respetando otra forma de vivir.