Hola a todos,

Me llamo Lucía Martín y soy una de esas locas enamorada de la India. La India es un país que por mucho que lo intentes jamás encontrarás las palabras para describirlo. Hay que verla, oírla,saborearla, olerla y sentirla, en definitiva, vivirla.

Por mi experiencia personal creo que es una gran desconocida. Muchos habréis oído lo típico de que la India o la amas o la odias. Pero yo puedo asegurar que la mezcla de sentimientos que este país despierta no se puede comparar a ningún otro país del mundo. La odiaréis y la amaréis a la vez y os atrapará como hace con todo el mundo.

He tenido la oportunidad de vivir en India un año gracias a mi trabajo. Puedo asegurar que ha sido, sin duda, el año más espectacular de mi vida, pero no sólo por los sitios tan increíbles que he visitado y que me han dejado sin aliento, sino sobre todo por su gente.

Hay muchas indias distintas y es difícil conocerlas todas, ya que podría llevarnos toda una vida. Yo mismamente he recorrido el país de norte a sur y de este a oeste y tengo la sensación de que todavía es un desconocido para mí. Un país que nunca deja de sorprenderte.

Me gustaría dar mi opinión sobre los viajes a India. Por lo general la gente viene al llamado “triángulo dorado” con las ciudades de Delhi, capital del país, Agra, donde se encuentra una de las siete maravillas del mundo, y Jaipur, la capital del Rajasthan, unos de los estados más bonitos de India. Las tres son maravillosas, pero siempre hay que verlas de cerca, adentrarse en sus calles e interactuar con sus gentes.

Por esta razón, creo que es muy importante plantearse la forma de viajar que queremos. Lo más bonito es experimentar por uno mismo y dejarse llevar y sorprender fuera de lo que se vende en los típicos paquetes. Y este es el país para hacer eso.Tengo la suerte de conocer cómo trabajan mis amigos de In2light y los viajes que organizan. Su conocimiento y sobre todo su amor por el país hacen que en sus viajes descubras la verdadera India. Además, aparte de ver los sitios de obligada visita, organizan viajes a medida que te sorprenderán. Atreverse a descubrir “Old Delhi” con un tour en bici, conocer de cerca cómo trabajan distintos proyectos sociales y ONGS, poder visitar centros de rehabilitación de elefantes, adentrarse en los parques nacionales en busca del tigre de Bengala, acciones de impacto social como viajar con mujeres taxistas, o comprar preciosidades hechas a mano en mercados locales, retirarnos en un ashram para hacer sesiones de meditación o pasar unos días Rishikesh, la capital mundial del yoga. Esto es verdaderamente conocer India.

Como ya he dicho, hay muchas Indias y muy distintas por lo que sus paisajes, sus gentes,gastronomía, religiones etc. no pueden compararse. Por supuesto que el Taj Mahal es maravilloso, y el fuerte de Amber de Jaipur te deja sin aliento pero hay mucha más India que descubrir y en mi opinión, si tuviese que elegir algunos destinos especiales durante mi estancia en India serían los siguientes:

– Kerala. Uno de los estados al sur de India. De mayoría cristiana y con un clima y vegetación totalmente tropical es una de las joyas del país. Hacer un trekking por los campos de té en las altas montañas de Munnar, coger un barco y adentrarse en los llamados “backwaters” en Allepey, pasear por la zona colonial de Kochi son algunas de las muchas cosas que se pueden hacer en Kerala.

Campos de te en Munnar

Backwaters Allepey

Orchha y Khajuraho, son dos ciudades que se encuentran en el estado de Madhya

Pradesh. En Khajuraho encontraréis el mayor conjunto de templos hinduistas del país,característicos por sus figuras eróticas. Orchha sin embargo, es una ciudad llena de antiguos palacios y murallas. Os recomiendo que no os lo perdáis.

Todo el grupo en los templos de Khajuraho

– Shimla, la antigua “capital” durante los veranos para los Imperio Británico. Se trata de una estación de montaña en el estado de Himachal Pradesh y a más de 2.000 metros de altura. El paisaje con todos sus tonos verdes y entre montañas os dejará sin palabras. Lo mejor: el llamado “tren de juguete” que te lleva hasta allí.

-Hampi, uno de los sitios más especiales en los que he estado. Con más de 350 templos es uno de los sitios obligatorios de visita en India. Antigua capital del imperio Vijayanagara, podréis recorres sus más de 25 kilómetros donde retrocederéis en el tiempo. Mi consejo: alquilad una moto uno de los días y recorred todos los alrededores porque los paisajes son impresionantes. Subid a lo alto de las montañas y templos, como el de Hanuman, a ver los preciosos atardeceres.

-Goa, el paraíso playero indio. Si lo que queréis es relax en playas desiertas y vivir la vida relax y hippie, este es vuestro destino. En tan sólo un año estuve en Goa 3 veces, y es que engancha. La tranquilidad que se respira, parece que la vida se para por un momento. Os recomiendo ir al sur, que es mucho más tranquilo y donde encontraréis playas increíbles como “Agonda” o “Cola”. Alquilad una pequeña scooter y perdeos entre las palmeras y los bananeros, verdaderamente merece la pena.

Bueno, aquí os dejo una pequeña parte de mi año en India. Espero que después de leerme os hayan entrado ganas de conocer este fantástico país y que después de vuestra experiencia lo compartáis conmigo, me encanta compartir las distintas sensaciones que este país despierta.

Nadie con más experiencia y conocimiento de la India que in2light. Yo desde el primer momento en que llegué a India supieron transmitirme su pasión y sus ganas y se reflejó en cada una de las experiencias que en él he vivido!

Desde aquí les doy las gracias y les deseo lo mejor!

Namasté

P.D. Sab Kuch Milega (definitivamente en India, todo es posible!)