A veces sobran las palabras , gracias por contar con nosotros y por contar tan bien vuestra experiencia !!!! esta es la experiencia de Andrea y Fernando :

 

Fernando y yo tenemos trabajos agotadores y en cuanto tenemos un tiempo libre, en lo primero que pensamos es en viajar…   Hemos ido descubriendo desde grandes ciudades hasta pequeños y escondidos pueblos, casi siempre por cuenta propia, solo habíamos experimentado una vez la experiencia de viajar con un tour organizado y no es que fuera mal, pero nos faltó esa libertad, ese espíritu aventurero que llena de emoción cada viaje que hacemos.

Llevaba mucho tiempo leyendo cosas sobre la India (foros, blogs, etc…), habían experiencias increíblemente buenas y algunas que atemorizaban.     Vi videos de viajeros que habían tenido la oportunidad de visitarla donde captaban imágenes que hacían que surgiera esa necesidad por conocer este maravilloso país.     Así que me decidí, le dije a Fernando que teníamos que arriesgarnos,  que en la vida de todo viajero hay un antes y un después de la India, sin embargo tengo que reconocer que nos daba pánico hacerlo solos… Porque hay que reconocer, que la India da miedo, da respeto, incluso a los que estamos acostumbrados a viajar a nuestro aire…

Seguí  investigando y me encontré de todo, desde precios desorbitados, viajes en grupo, malas experiencias de gente a la que habían estafado por contratar directamente ahí, mochileros que iban en tren solos diciendo que no existía peligro ninguno… A quién creerle?.   Comenzaba a pensar que sería mejor dejarlo…  pero alguien que conocía me recomendó In2light!!!  (menos mal)…

Contacté con Ion, sin tener idea de qué íbamos a visitar, ni cómo ni cuándo?  Sólo sabía que teníamos 10 días de nada y ganas de ver todo lo que pudiéramos pero sin quedarnos con la sensación de que nos dejábamos  cosas vistas a medias.   Queríamos hacer un viaje a nuestro aire pero con la seguridad y tranquilidad que te dan los viajes organizados, hacernos una idea clara de cómo es la India y quedarnos con su esencia.   Nada fácil no?   Pues Ion y Olga lo hicieron posible.     Nos ofrecieron varios itinerarios, varias opciones de viaje, con diferentes tipos de hoteles, comidas, etc…   Siempre ajustándose a todas nuestras peticiones.   Al final después de volverles locos unos cuantos días, y lamentablemente como teníamos muy poco tiempo, decidimos hacer un recorrido que abarcaría Delhi, Varanasi, Khajuraho, Orchha, Jhansi, Agra y Jaipur con nuestro conductor privado, hoteles 4-5 estrellas con desayuno incluido y guías en español en los principales destinos.  Los vuelos los cogimos por nuestra cuenta, por cuestiones de horarios y preferencias con ciertas aerolíneas.  Estaba decidido, nos íbamos a la India!!! La emoción y el temor nos invadían! Pero ya no había marcha atrás!

Fechas decididas, pasajes comprados, destinos elegidos. PERO Y LA VISA???!!!  Comienza la aventura…  In2Light nos dió toda la información necesaria para poder sacar la visa sin problemas, parecía muy fácil ya que todo se realiza online, sin embargo surgen problemas!   Los italianos no podemos solicitar visa online (oh oh) para ese entonces, ya tenía a Ion como contacto del Whatsapp y lo molestaba con cada duda que surgía.   No saben el alivio de poder contar con esa persona que te saca del apuro justo cuando lo necesitas!!! Al final conseguí tramitar la visa sin ninguna dificultad en Madrid.

No está de más decir que cuando viajamos nosotros, justo sacaron de circulación los billetes de 500 y de 1000 rupias (Gran aventura del viaje jajaja), como todo el tiempo estábamos en contacto con Ion y Olga, nos informaron sobre todo! Mandaron fotos de los billetes actuales para evitar posibles estafas, nos informaron sobre la situación y nos aconsejaron de que hacer y qué no hacer al respecto.  No fue fácil el tema del dinero durante todo el viaje, era un caos, no había efectivo en los cajeros y cuando lo había, el dinero a sacar diariamente era limitado y tenías que hacer cola muchísimo tiempo para conseguir algo, sin embargo nuestro conductor nos salvó más de una vez con aquello y nos ayudó a conseguir algo de dinero, aunque el tema de las tarjetas de crédito fue bien también.

Llego el dia 23 y aterrizábamos en Delhi, aquí es donde intentare resumir para no aburrir mas; llegamos al aeropuerto y nos esperaba el que sería nuestro conductor Gultzar (Estará bien escrito?), el sólo hablaba inglés, que para nosotros no es un problema, porque algo nos apañamos, también él se esforzaba por hacerse entender. De él decir que nos atendió de maravilla todo el viaje, siempre tenía agua embotellada para nosotros, una sonrisa en la cara y nos hizo sentir muy protegidos todo el tiempo. Al final hasta nos dió pena despedirnos de él.

Nos llevó a nuestro hotel y ahí tuvimos la suerte de conocer a quienes hasta ahora solo habían sido nuestra ayuda vía e-mail y Whatsapp, Ion y Olga… Nos dieron una calurosa bienvenida, nos entregaron todo nuestro itinerario y un móvil con una sim India que fue de gran utilidad durante todo el viaje.

En cuanto los guías, la experiencia con cada uno de ellos fue muy grata, gente amable, muy preparada, cada uno aportó algo nuevo de su cultura e información muy interesante de los lugares que íbamos conociendo, ellos hicieron que nuestro interés por este país y por su gente creciera día a día.

Los hoteles fueron ideales, el trato, la limpieza, la comida.  No somos de llegar a hoteles de lujo, pero sinceramente en la India nos daba más respeto; habíamos leído que te puedes encontrar con más de una sorpresa.   Pero eligieron bien por nosotros, y las sorpresas siempre fueron buenas.   Sobretodo quedamos encantados con el Alsisar Haveli en Jaipur.

En general, son muchas las aventuras que vivimos, el viaje en tren y por las locas carreteras Indias, la espeluznante pero a la vez mágica Varanasi con ese paseo en barca al amanecer que te hace experimentar mil sentimientos a la vez. Las vacas sagradas, el paseo en elefante entrando al fuerte de Amber.  Los indios!!! Ay los Indios, hay que conocerlos, son gente única, amables, graciosos, cariñosos, siempre buscando la mínima oportunidad para hablarte y ser amigos por siempre jaja nos enseñaron tanto y necesitaríamos más de una vida para llegar a entenderlos de verdad.

La comida, aunque picante la mayoría de las veces, DELICIOSA, los restaurantes que nos recomendaron fueron siempre acertados.   Y ya cuando quedaban pocos días… El Taj Mahal, aunque suene repetitivo, es un sitio que te quita el aliento… y hemos visto cosas espectaculares, pero este lugar, produce un sentimiento, que personalmente, no lo había vivido nunca. Es difícil describir con palabras todo lo que este país tiene para ofrecer a quien la visita.

La última noche, volvimos a ver a Ion y a Olga, fuimos a una terraza preciosa a tomarnos unas cervecitas celebrando que nuestro viaje salió mejor de lo planeado.  Nos encantó conocerlos y los admiramos por lo valientes que son al haber dejado todo para emprender esta aventura.

Para terminar, creemos que la India es un sitio merecedor de ser visitado, estamos deseando volver.  Se puede hacer por libre sin ayuda de nadie? Probablemente.   Pero el poder contar con alguien con experiencia, que te guíe, que te facilite las cosas, ese alguien que está al otro lado del teléfono cuando surgen dudas o contratiempos, al que le puedes hablar en tu idioma, simplemente el saber que están ahí y la tranquilidad que eso da, para nosotros ha valido cada euro invertido (y lo mejor, es que no fueron muchos!!!).

Gracias In2ligth por hacer uno de nuestros viajes soñados realidad.

Esperamos volver pronto, y sin duda alguna sería con vosotros.

Un fuerte abrazo,

Andrea y Fernando.